viernes, abril 19, 2024
viernes, abril 19, 2024
Portada » #mediadorenred2023 Diez años de cárcel por abusar de su hija más de una década

#mediadorenred2023 Diez años de cárcel por abusar de su hija más de una década

by centro
0 comment

El acusado, de 46 años, llegó al debate libre; este viernes abandonó los tribunales esposado y rumbo a la penitenciaría.

 

  • Icono radio

climaSAN LUIS – SABADO 18 DE FEBRERO DE 2023

Diez años de cárcel por abusar de su hija más de una década

El acusado, de 46 años, llegó al debate libre; este viernes abandonó los tribunales esposado y rumbo a la penitenciaría.

Por redacción
| Hace 9 horas
Diez años de cárcel por abusar de su hija más de una década
Condenado. Tras el fallo, el hombre quedó detenido y conducido al Penal. Foto: Inés Cobarrubia.

Durante todo el debate se mostró tranquilo, respetuoso hacia el tribunal y, como remarcó su abogado este viernes. siempre estuvo sujeto al proceso. Quizás era la confianza en que su historia, su versión de inocencia, prevaleciera, pero no fue así. Este viernes, R.N.C. llegó a la última audiencia del juicio en su contra caminando y en libertad; dejó la sala de audiencias preso y con una condena a 10 años de cárcel por haber abusado por años de su hija biológica. Tras escuchar el veredicto, un policía le hizo vaciar sus bolsillos y otro lo esposó para conducirlo directo al Penal. “Volvió la Inquisición”, dijo el imputado antes de salir.

 

Cuando comenzó la audiencia, Federico Martín Putelli, el defensor, le pidió al tribunal que les permitiera a dos mujeres dar su testimonio luego de las declaraciones que se habían oído el día anterior, y que eran de suma importancia para fundar su hipótesis de inocencia, basada en que la denuncia de la víctima no solo fue falsa sino paga. La fiscal de Juicio 1, Virginia Palacios, se opuso y los jueces debieron deliberar. Solo el presidente, José Luis Flores, se mostró a favor, pero los vocales Jorge Sabaini Zapata y Eugenia Zabala Chacur votaron en disidencia y, finalmente, desistieron de esos testigos.

 

Luego, Palacios abrió la etapa de alegatos con el firme convencimiento sobre la autoría y culpabilidad del hombre. Y repasó y reconstruyó lo que se escuchó en el debate. “Entre 2002 y 2012, aproximadamente, el imputado desplegó innumerables actos de unívoco contenido sexual contra su hija”, dijo, y ahondó en que no solo se prolongaron por años, de forma sistemática, sino que describió cómo y cuándo ocurrían: cuando la madre de la víctima se ausentaba y él la llevaba a su habitación para abusarla.

 

“Se perpetraron por años con una frecuencia semanal, para ser generosa. Hubo hechos, no solo en la vivienda que compartían, sino, como contó aquí la víctima, en campamentos, donde el imputado generaba los ambientes propicios para cometer los hechos”. “Siempre valiéndose de una altísima agresividad, con violencia intrafamiliar, con maltratos y situaciones de abandono”, se explayó.

 

La duración en el tiempo de los abusos y la forma humillaron y degradaron como persona a la joven, sostuvo, y destacó que la víctima transitó una y otra vez los pasillos de Tribunales y que en las 7 veces que acudió a declarar o ratificar sus dichos nunca hubo fisuras en su relato. Que nunca incurrió en contradicciones ni ambigüedades.

 

Al margen de su palabra, la fiscal le pidió al tribunal considerar los testimonios de su madre, que murió, el de dos amigas y de un medio hermano a quien la joven les confesó lo que sufría y que fueron contestes y coherentes con lo que denunció. “No he visto ningún motivo para que haya denunciado en falso. Yo sí le creo. Nadie se toma el trabajo de tomarse un colectivo desde Buenos Aires hasta esta ciudad, de la que huyó por miedo a su padre, en busca de Justicia”, remarcó.

 

El jueves, R.N.C. pidió declarar e introdujo la historia de que la expareja de su actual compañera de vida había tramado un complot, extorsión mediante, para separarlos, y que por eso terminó denunciado. “La versión de un novio, lo de la extorsión, es demencial. ¿Por qué no trajeron eso a debate antes? ¿Por qué no se aportó antes si se respetaron todos los derechos procesales de defensa?”, se preguntó Palacios, y luego se ocupó de repasar el perfil psicológico del imputado según el resultado de las pericias psiquiátricas.

 

Narcisista, psicopático, sin autocrítica ni control de impulsos, inmaduro, infantil e incapaz de aceptar errores, sino que los proyecta en otro, enumeró Palacios, entre otras cosas. Sobre la víctima, que hoy tiene 25 años, dijo que esas mismas pericias arrojaron un relato sin signos de fabulación ni mendacidad, y la presencia de hondas secuelas en su psiquis por el trauma de lo que vivió.

 

Por todo ello, le pidió al tribunal que lo condenara a 14 años de cárcel, uno más que lo que pedía la requisitoria fiscal, por el delito de “Abuso sexual gravemente ultrajante agravado por el vínculo y por la convivencia preexistente”.

 

 

Absolución

 

A su turno, Putelli disintió con la validez que Palacios le atribuyó a los testigos que nombró y dijo que incurrieron en varias contradicciones, incluso la víctima, que contó diferentes versiones sobre hechos puntuales en distintas declaraciones.

 

Antes, remarcó que, a pesar de haber transcurrido 7 años de la denuncia y de que su defendido nunca estuvo preso, él nunca intentó fugarse ni entorpecer el proceso. Y sobre los testigos que no le fueron aceptados ayer, lamentó no haber sido él quien llevara la causa desde un inicio para haber introducido esas pruebas en tiempo y forma.

 

Palacios había hablado de que las redes de contención familiar para la chica habían fallado; Putelli directamente apuntó a que la madre de la víctima descreyó de ella y encubrió a su pareja durante tres años. También que, luego de que el hermano mayor de ella se enterara de los abusos y su defendido fuera expulsado de la casa, fueron a denunciarlo 4 días más tarde. “La señora no está hoy en día para preguntarle por qué no denunció antes”, lanzó, y luego dijo que la intención de ambas mujeres fue extorsionar a su cliente por un móvil claramente económico.

 

Por todo ello, solicitó la absolución lisa y llana o, en todo caso, la absolución por el beneficio de la duda.

 

Concluidos los alegatos el juez Flores volvió a ofrecerle a R.N.C. unas últimas palabras, advirtiéndole que se refiriera a lo ocurrido en el juicio y no a cosas que no pasaron. Él quiso hacerlo igual y comenzó a hablar de pruebas no incorporadas, de la existencia de un hombre con un plan para perjudicarlo, de qué hubiese ocurrido si hubiera tenido otro abogado desde el principio. Hasta quiso que los jueces vieran una hoja escrita que dijo haber encontrado ayer mismo. “Acá M. describe cómo trabajar el subconsciente para autoconvencerse de algo y cómo hacer que otros lo crean”; Flores volvió a llamarle la atención.

 

“Soy inocente. Yo no voy a agarrar a una nena de 4 o 5 años para hacerle eso que dicen. Siempre anduve con mujeres de mi edad o más grandes. Siempre laburé para darles a mis hijos lo que yo no tuve”. “Hay muchas falencias acá. Estamos en el siglo XXI y parece la Inquisición, donde cualquiera decía que alguien era una bruja iban y la quemaban”, ejemplificó.

 

 

Culpable

 

Tras un cuarto intermedio de dos horas, los jueces volvieron a la sala con el veredicto: culpable, por el mismo delito que pidió Palacios. Como atenuantes los magistrados consideraron la falta de antecedentes del imputado y como agravantes la defraudación del rol como padre y que disolvió el núcleo familiar. La pena fue de 10 años; el fallo, unánime.

Fuente: Diario de la República.

You may also like

Mediador en Red periodismo independiente , Portal de noticias contenido online sobre La Provincia, el Pais y El Mundo.

Subscribe

Subscribe my Newsletter for new blog posts, tips & new photos. Let's stay updated!

Mediador en Red  – All Right Reserved. Designed and Developed by GC
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00